Los 6 principios de la construcción sustentable

La construcción está creando y operando en un entorno de construcción sustentable basado en la eficiencia de los recursos y el diseño ecológico. El término «construcción sostenible» generalmente se usa para describir un proceso que comienza mucho antes de la construcción, en las etapas de planificación y diseño y continúa después de que el equipo de construcción abandonó el sitio. 

La definición de diseño sustentable de edificios evoluciona con el tiempo, pero persisten seis principios fundamentales:

1. Optimizar el potencial del sitio

Los edificios sostenibles comienzan con la selección adecuada del sitio. La ubicación de un edificio afecta una amplia gama de factores ambientales, así como otros factores como el consumo de energía del edificio y los impactos en el ecosistema local.

La correcta orientación de la casa junto con los cálculos de la luz solar potencialmente recibida y la masa térmica, son consideraciones fundamentales al realizar una nueva construcción que pueda considerarse como una construcción solar pasiva.

Una construcción solar pasiva es aquella que aprovecha al máximo la energía luminosa y calorífica del sol, logrando reducciones considerables (cercanas al treinta y tres por ciento) en el consumo de energía del hogar.

Dependiendo de la orientación de cada fachada, obtendrás distinta calidad e intensidad de luz natural. La trayectoria solar es en dirección Este-Oeste. Para el hemisferio Sur la fachada de sol constante es la orientación Norte.

2. Optimizar el uso de energía

Durante el diseño y desarrollo de un edificio, hay que aplicar un enfoque integral e integrado al proceso para:

– Reducir la demanda de calefacción, refrigeración e iluminación a través de estrategias pasivas tales como el diseño sensible al clima, la iluminación natural y las prácticas de conservación.

– Utilizar fuentes de energía renovables, como la calefacción solar para agua caliente, energía fotovoltaica, calefacción de espacios geotérmicos y enfriamiento de aguas subterráneas, dimensionadas para la reducción de cargas en el edificio.

El uso de materiales aislantes para la construcción de edificios y viviendas, como las placas de EPS utilizadas en nuestras casas,  junto con el manejo más eficiente de equipos de iluminación y climatización permiten ahorrar hasta un 50% en el consumo de la energía. Esto se traduce en menores gastos en electricidad y gas para los consumidores, pero también en un menor costo para los que apuestan a construcciones sustentables.

3. Proteger y conservar el agua

A medida que avanzan los años, el agua dulce es un recurso cada vez más escaso en el mundo. Dado que la construcción cambia fundamentalmente la función ecológica e hidrológica de las tierras no construidas, un edificio sostenible debe tratar de minimizar la cobertura impermeable creada a través de prácticas que pueden reducir esos impactos al usar agua de manera eficiente y reutilizar o reciclar agua para uso en el sitio, cuando sea posible.

En el día a día, existen hábitos que nos permiten ahorrar muchísima agua. No dejar correr el agua, estar atentos a que las canillas no goteen, lavar autos con baldes no con manguera, hacer duchas más cortas, reciclar el agua de la pileta para regar las plantas o baldear.

También existen diversos sistemas que pueden aplicarse a las construcciones que permiten desperdiciar aún menos cantidad. Algunos de estos recursos que tenemos son: instalar inodoros doble descarga, lograr la captación de aguas de lluvia para utilizar en riego, inodoros, limpieza, y el uso de sistemas de reutilización de aguas grises y negras.

4. Optimizar el espacio de construcción y el uso de materiales

La construcción y las instalaciones deberían buscar ser más eficientes y así disminuir su necesidad de agua. Reducir el consumo de agua y la protección de su calidad son objetivos clave del diseño sostenible.

Establecer centros de tratamiento y reciclaje de desechos es otra de las claves. Los biodigestores son una valiosa alternativa para el tratamiento de los desechos orgánicos ya que permiten disminuir la carga contaminante, generan un lodo fertilizante y permite obtener energía limpia, renovable ya que genera biogás. Este mecanismo se encuentra presente en la mayoría de nuestras obras.

Se busca utilizar insumos amigables con el ambiente. Los materiales adecuados para su uso en edificios sostenibles deben poseer características tales como baja emisión de gases de efecto invernadero, ser reciclados o poder reciclarse, lograr eficiencia energética, entre otros.

5. Mejorar la calidad ambiental interior

Lograr calidad de aire en los edificios requiere un enfoque de ventilación, climatización y prevención, con énfasis en el intercambio entre aire exterior y aire interior. La búsqueda se basa en evitar la concentración de contaminantes propios del aire en los ambientes interiores.

Las instalaciones deben liderar el uso de materiales y procesos más ecológicos que no contaminen ni contribuyan innecesariamente al flujo de residuos, no afecten negativamente la salud y no agoten los recursos naturales limitados.

Teniendo en cuenta que la vida urbana no lleva a vivir más del 80% de nuestro tiempo en espacios cerrados es necesario hacer foco en los ambientes interiores ideales y en lo que se quiere y se espera como lugares de vida. Para que nuestra calidad de vida aumente se requieren espacios más seguros, más limpios, más saludables, mejor climatizados. y más amigables con el medio ambiente.

6. Optimizar las prácticas operativas y de mantenimiento

El último de los principios de la construcción sustentable dice que es necesario operar de manera responsable y mantener el edificio de forma adecuada. 

Estas prácticas se centran principalmente en las acciones de los ocupantes del edificio, y abarcan salud y seguridad, comodidad y productividad.

A lo largo del ciclo de vida de un edificio, las operaciones y las prácticas de mantenimiento deben: reducir los desechos, reutilizar, reciclar, cuidar el consumo energético y de agua, ventilar los ambientes, cuidar las instalaciones pensando en su durabilidad futura.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
YouTube
Instagram